Busque en nuestro sitio

Dependiendo del crecimiento demográfico y de la densidad de población que se planea alcanzar, es posible calcular el suelo que se requiere para acomodar este crecimiento. Los requerimientos comprenden zonas edificadas, sin edificar de espacio abierto, y se calculan anticipadamente por períodos de 20 a 30 años.

Del libro Planeamiento Urbano para Autoridades Locales

14 octubre 2017


Compartir

Por ejemplo, la población de Bamako, en Malí, está creciendo a un 4.45 por ciento anual, lo que significa que sus 1,8 millones de personas de hoy aumentarán a 6,3 millones en 2030. A densidad constante, el área de Bamako se incrementará 3,5 veces durante los próximos 30 años.

Las necesidades de suelo dependen de las tendencias de densidad poblacional.

El cálculo de las necesidades de suelo se realiza mediante el uso de la densidad media combinada con las tendencias de población y vivienda (una tendencia común es una vivienda más grande y familias más pequeñas).

Veamos un ejemplo: Pensemos en una zona que tiene una densidad poblacional de 45 personas por hectárea. Teniendo en cuenta la tasa de crecimiento de población, el tamaño de la familia promedio y el tamaño promedio deseado de la vivienda, es posible calcular la cantidad de superficie de suelo residencial necesario. Si se suma a esto la superficie de suelo para otras actividades (económicas y servicios, que pueden representar el 40% de la superficie edificada total) tenemos como resultado la superficie total necesaria.

Estimación de necesidades de suelo urbano


Fuente: ONU-Habitat/Laura Petrella, Thomas Stellmach

La ampliación del límite urbano es un paso esencial para la orientación del crecimiento.

Prepararse para el crecimiento significa identificar las áreas hacia donde dirigir el crecimiento urbano, asegurándose de que se aleje de zonas vulnerables y del patrimonio natural. Las áreas de extensión deben ser contiguas a las zonas consolidadas, que cuentan con infraestructura existente. El establecimiento de los límites de la nueva zona urbana y sus características principales (malla vial y la ubicación de la infraestructura básica) ayudará a dirigir los nuevos desarrollos y las inversiones. La estructuración de estas zonas mediante la identificación de la red vial principal es crucial para un desarrollo eficiente. De igual forma, los límites de la ciudad tienen que ser lo suficientemente flexibles como para ser expandidos si es necesario, y deben tener el tamaño suficiente para evitar la escasez de suelo.

»Conoce tres opciones para dar cabida al crecimiento

Una vez que las ciudades llegan a cierta población y extensión territorial, los beneficios de aglomeración pueden disminuir.

La relación entre ingreso y tamaño en una ciudad se vuelve negativo una vez que se alcanza el umbral de población de alrededor de siete millones de personas.

La excesiva distancia y la congestión pueden superar las ventajas que brinda una aglomeración. Estudios demuestran que el nivel de tolerancia de una persona para viajar es alrededor de una hora al día (Constante de Marchetti). Esta tolerancia de “tiempo de viaje” multiplicada por la velocidad del modo de transporte utilizado, determina un tamaño espacial eficiente para la ciudad. Cuando la extensión territorial supera el radio de una hora para transportarse, las ciudades pueden volverse ineficientes. A diferencia de las ciudades con alta densidad habitacional, las de baja densidad alcanzarán su límite más pronto.

Medición de la densidad.

La densidad poblacional describe el número de personas en un área determinada y por lo general se expresa como el número de personas por hectárea (p / ha) o unidades de vivienda por hectárea.

También puede expresarse en otras unidades de superficie, tales como kilómetros cuadrados o acres.

La densidad bruta mide la población o las unidades de vivienda en toda la zona urbana, incluyendo usos no residenciales, como carreteras, parques y aeropuertos.

La densidad neta mide la población o el número de unidades de vivienda en el área asignada para uso residencial únicamente.

La densidad en una ciudad no es constante y la media podría ser diferente de la densidad en un distrito o área en particular. Por ejemplo, la densidad media bruta de la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos es de 32 p / ha, pero en Manhattan - es de alrededor de 215 p / ha.

Las densidades urbanas están disminuyendo a nivel mundial.

Aunque la urbanización tiene el potencial de hacer que las ciudades sean más prósperas y los países más desarrollados, muchas ciudades alrededor de todo el mundo no están preparadas para los cambios multidimensionales asociados a la urbanización. Generalmente, la urbanización ha confiado en un modelo que es insostenible en muchos aspectos. Ambientalmente, el modelo actual de urbanización engendra una suburbanización de baja densidad- mayormente dirigida por el interés privado en vez del público, y parcialmente facilitada por la dependencia del automóvil propio; esto conlleva un alto consumo de energía y contribuye peligrosamente al cambio climático. Fuente: Reporte de las Ciudades del Mundo 2016.

Ya que las ciudades tendrán que adaptarse al incremento de población en el futuro, el mantenimiento de una densidad óptima será un desafío fundamental que requerirá la aplicación de políticas específicas.


Conoce la expansión densidad y población de las ciudades del mundo con la aplicación online del Atlas de Expansión urbana de NYU y ONU-Habitat.


 

 

Estudio de caso: Estrategia de Densificación de Ciudad del Cabo

En Ciudad del Cabo, Sudáfrica, la densificación se considera como un paso necesario para promover la sostenibilidad del entorno natural, urbano y rural de la ciudad a largo plazo. Un desarrollo integral de alta densidad, es recomendado para:

  • Incrementar el dinamismo que favorece las actividades de las pequeñas empresas;
  • Apoyar la provisión de una amplia gama de servicios sociales;
  • Suministrar, de forma más económica, servicios por unidad de construcción, tales como agua, alcantarillado y electricidad;
  • La integración de los transportes públicos con otras formas de transporte (pedestre, ciclismo), y
  • Usar el suelo de forma integrada - yendo desde usos claramente mixtos a la proximidad espacial razonable de los diferentes usos.

El Marco de Desarrollo Territorial Provincial, preparado en 2005, fomenta el aumento de la densidad bruta promedio de 10 -13 unidades de vivienda / hectárea a 25 unidades de vivienda / ha. Teniendo en cuenta que la media de Ciudad del Cabo es de 3,8 a 4 personas por vivienda, la densidad óptima resultaría en alrededor de 100 p / ha. La estrategia de Densificación de Ciudad del Cabo identifica la subdivisión y la consolidación como estrategias genéricas para aumentar la densidad:

La estrategia indica que el aumento de densidad debe orientarse a través de:

Uso del suelo:

Las áreas de uso mixto (incluyendo diferentes tipos de desarrollos residenciales) son los lugares más adecuados para densidades más altas. Un desarrollo residencial de mayor densidad no es particularmente apropiado para zonas eminentemente industriales.

Factores de construcción y de conservación de patrimonio:

Una densidad alta necesita garantizar que la escala, la altura y el diseño encajan con el tejido urbano existente, especialmente si el área tiene un carácter valioso.

Infraestructura:

en general, la capacidad de la infraestructura y los servicios existentes deben dar cabida a la mayor demanda por unidad de superficie; la capacidad para dar cabida a mayores flujos de personas debe complementarse con una prestación de transporte público mejorado con base a una evaluación de impacto;

Factores socioeconómicos:

Garantizar la compatibilidad con la comunidad local en el entorno, evitando impactos sociales y ambientales negativos.

Entorno natural:

El desarrollo de alta densidad en paisajes pintorescos y sensibles debe ser ajustado de manera que no repercuta negativamente sobre el medio ambiente natural de los alrededores.


El numeral No. 52 de la Nueva Agenda Urbana señala:

52. Alentamos la formulación de estrategias de desarrollo espacial que tengan en cuenta, según corresponda, la necesidad de orientar la ampliación urbana dando prioridad a la renovación urbana mediante la planificación de la provisión de infraestructuras y servicios accesibles y bien conectados, el logro de densidades demográficas sostenibles y el diseño compacto y la integración de nuevos barrios en el entramado urbano, impidiendo el crecimiento urbano incontrolado y la marginación.

¿Quieres saber más?

Descarga gratis el libro
"Planeamiento Urbano para Autoridades Locales"


Compartir

Noticias ONU-Habitat

Las noticias más importantes de ONU-Habitat

Entrar

Temas urbanos

Centro de recursos y formación de ONU-Habitat

Acceder

Redes Sociales

Síguenos en Facebook y Twitter

FacebookTwitter

Blog ONU-Habitat

  • El impacto de los desastres naturales en la brecha de género +

    El impacto de los desastres naturales en la brecha de género Después de un análisis de desastres naturales en 141 países se detectó que las mujeres y las niñas tienen 14 Leer más
  • Test: ¿Cuánto sabes sobre desarrollo sostenible y ciudades? +

    Test: ¿Cuánto sabes sobre desarrollo sostenible y ciudades? La Agenda 2030 se integra por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, que tienen como finalidad alcanzar el bienestar de Leer más
  • Elementos de una vivienda adecuada +

    Elementos de una vivienda adecuada La vivienda adecuada está reconocida como un derecho en los instrumentos internacionales incluidos la Declaración de los Derechos Humanos y Leer más
  • UrbanLex - La base de datos sobre legisación urbana +

    UrbanLex - La base de datos sobre legisación urbana Urbanlex: Una solución de acceso al conocimiento sobre legislación urbana en Latinoamérica y el Caribe (LAC). ONU-Habitat Colombia 30 de Leer más
  • Alternativas de financiamiento para proyectos urbanos +

    Alternativas de financiamiento para proyectos urbanos En esta sección hemos agrupado brevemente las alternativas de financiación más comunes en la experiencia internacional, y que, a manera Leer más
  • Priorización de proyectos urbanos +

    Priorización de proyectos urbanos Los gobiernos locales disponen de recursos humanos y financieros limitados que impiden que todos los proyectos puedan ejecutarse al mismo Leer más
  • La evolución de los datos en las ciudades +

    La evolución de los datos en las ciudades Los gobiernos locales están bajo una creciente presión para recolectar y supervisar los datos en relación con la gobernanza, la Leer más
  • Las TIC y el desarrollo urbano sostenible +

    Las TIC y el desarrollo urbano sostenible Durante las últimas dos décadas, el poder trasformador de la urbanización ha sido facilitado, en parte, por el rápido despliegue Leer más
  • Metodología para la planeación de barrios +

    Metodología para la planeación de barrios Para transformar positivamente un barrio, se requiere del trabajo de sus vecinos realizado de forma coordinada con las autoridades. De Leer más
  • Violencia en inseguridad en las ciudades +

    Violencia en inseguridad en las ciudades 60% de las personas que viven en ciudades de países en vías de desarrollo han sido víctimas de la delincuencia Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5