Busque en nuestro sitio

La vivienda adecuada está reconocida como un derecho en los instrumentos internacionales incluidos la Declaración de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales. La vivienda adecuada debe proveer más que cuatro paredes y un techo. Se deben cumplir una serie de condiciones particulares antes de considerarse como “Vivienda adecuada”.

ONU-Habitat

7 de febrero de 2019. Día Nacional de la Vivienda


Compartir

Principales conceptos

El derecho a una vivienda adecuada es un derecho humano reconocido en la normativa internacional de los derechos humanos como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado.

Los elementos de un Vivienda Adecuada son:

Seguridad de la tenencia

Es una vivienda adecuada si sus ocupantes tienen el nivel de seguridad de la tenencia el cual garantice protección legal contra desalojos forzados, hostigamientos y otras amenazas.

Disponibilidad de servicios, materiales, instalaciones e infraestructura

Es una vivienda adecuada si sus ocupantes cuentan con agua potable, saneamiento adecuado, energía para cocinar, calefacción, iluminación, almacenamiento de alimentos o recolección de basura.

Asequibilidad

Una vivienda es adecuada si su costo no amenaza o limita a los ocupantes disfrutar de otros derechos humanos.

Habitabilidad

Es una vivienda adecuada si garantiza la seguridad física o proporciona un espacio adecuado, como protección contra el frío, humedad, calor, lluvia, viento y otras amenazas a riesgos estructurales y de salud.

Accesibilidad

Una vivienda es adecuada si está cerca de oportunidades de empleo, servicios de salud, escuelas, guarderías y otras facilidades sociales, o si no está ubicada en áreas de peligro o contaminadas.

Adecuación cultural

Es una vivienda adecuada si su ubicación respeta y toma en cuenta la expresión de identidad cultural.

Vivienda durable.

Una vivienda se considera como durable si está construida en una zona no riesgosa y cuenta con una estructura permanente y adecuada para la protección de sus habitantes de condiciones climáticas extremas. Los siguientes criterios son utilizados para determinar la calidad estructural y durabilidad de las viviendas:

  • Resistencia de la estructura
  • Resistencia de los materiales de construcción para las paredes, techo y piso
  • Cumplimiento de los códigos de construcción
  • La vivienda no se encuentra en un estado ruinoso
  • La vivienda no requiere reparaciones mayores
  • La vivienda no está ubicada en terrenos inclinados
  • La vivienda no está ubicada en o cerca de residuos tóxicos
  • Ubicación de la vivienda (peligrosidad)
  • La vivienda no está ubicada en un terreno inundable
  • La vivienda no está ubicada en una vía de paso peligrosa (vía ferroviaria, autopista, aeropuerto,
    líneas eléctricas)

Espacio vital suficiente.

Se considera que una vivienda provee un espacio vital suficiente para sus habitantes si cuenta con menos de cuatro personas por cuarto disponible.

Acceso a agua mejorada.

Se considera que una vivienda cuenta con acceso a agua potable mejorada, si cuenta con una cantidad suficiente de agua para el uso de la familia. Una cantidad suficiente es por lo menos de 20 litros por persona diarios. Los siguientes criterios son utilizados para determinar el acceso a agua mejorada:

  • Conexión de acueducto a la vivienda o lote
  • Pozo de agua
  • Ducto público que beneficie a no más de 5 viviendas
  • Pozo profundo protegido
  • Fuente de agua protegida
  • Recolección de agua de lluvia
  • Agua embotellada

Acceso a saneamiento adecuado.

Se considera que una vivienda tiene acceso a un saneamiento adecuado siguiendo estos criterios:

  • Conexión directa al alcantarillado público
  • Conexión directa a pozo séptico
  • Letrinas de sifón (poor flushlatrine)
  • Letrina de pozo con mejorada ventilación
  • Letrina de pozo con losa (esta condición tiene un peso del 50% del total del criterio)

Conductores clave para lograr una vivienda adecuada.

, es por ello necesario realizar esfuerzos técnicos, legislativos y financieros enfocados a la progresiva realización de vivienda adecuada para todas las personas, especialmente para los más pobres, vulnerables y grupos de minorías, mientras se atienden aspectos de participación, no discriminación, seguridad de la tenencia, transparencia y rendición de cuentas.

a través de reformas sistemáticas, así como finanzas y políticas a largo plazo. El sector inmobiliario representa una parte significativa de la riqueza y recursos y cuando son efectivamente administrados, puede ser una importante fuente de crecimiento económico, estabilidad y capacidad de recuperación, así como un componente importante de la agenda de desarrollo social de un país.

, especialmente de los más pobres y vulnerables, fortaleciendo políticas y marcos de regulación, alentando un mejor rendimiento del mercado en favor de los de menores ingresos y otorgando hasta los últimos recursos, incluyendo redes de seguridad y subsidios dirigidos a la asequibilidad de la vivienda y los servicios urbanos.

Se requiere mayor atención y transparencia en los subsidios en todas sus formas, reformando, aumentando y moviendo la asistencia gubernamental hacia abajo dentro de la escala de ingresos de los más necesitados.

Fomentar un innovador y más incluyente sistema financiero de la vivienda a través de incentivos para proveedores financieros que otorguen préstamos a grupos de bajos recursos e instituciones financieras alternativas para viviendas de bajo costo.

Reforzar los nexos entre la vivienda y la práctica de la planeación urbana en particular a través del mejoramiento de los vínculos entre vivienda, accesibilidad y medios de subsistencia en las ciudades.


También podría interesarte:

¿Que tanto sabes de vivienda sostenible? Test Online

Vivienda: inviable para la mayoría

Viviendas y mejoramiento de asentamientos precarios

¿Quieres saber más?

Descarga
"El derecho a una vivienda adecuada"

 


Compartir

Noticias ONU-Habitat

Las noticias más importantes de ONU-Habitat

Entrar

Temas urbanos

Centro de recursos y formación de ONU-Habitat

Acceder

Redes Sociales

Síguenos en Facebook y Twitter

FacebookTwitter

Busque en nuestro sitio