NACIONES UNIDAS - Los gobiernos nacionales destacaron esta semana que no están interesados ​​en la creación de un nuevo organismo de la ONU para coordinar la acción mundial sobre la urbanización sostenible. Pero la propuesta de "ONU Urban" no fue todo lo que estaba sobre la mesa en la reunión de alto nivel.

Con información de Citiscope y Gregory Scruggs

09 septiembre 2017


Compartir

El enfoque de las conversaciones de esta semana fue sobre como reformar ONU-Habitat, la agencia líder del organismo internacional en materia de urbanización, en concreto, sobre las recomendaciones del informe de agosto del Panel de Alto Nivel designado por el Secretario General António Guterres. El informe tiene como objetivo proporcionar energía fresca a la Nueva Agenda Urbana, una estrategia de urbanización global adoptada el año pasado, y ofrece así una serie de nuevas estrategias para la acción global.

Durante el 5 y 6 de septiembre pasados, los países revelaron su postura hacia estas propuestas, que abarcan áreas como la gobernanza de ONU-Habitat y cómo financiar la cartera urbana de los Estados Miembros.

"Los estados miembros están unidos para asegurar una contribución efectiva y eficiente de ONU-Habitat y del sistema general de las Naciones Unidas para el avance de la urbanización sostenible", dijo el presidente de la Asamblea General Peter Thomson.

Si bien no se tomaron decisiones en las conversaciones, las actitudes expresadas aquí servirán para guiar las conversaciones de más alto nivel que comenzarán en octubre, cuando una comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas comience su período de sesiones anual. Aquí hay presentamos seis argumentos sobre este proceso.

1. Un enfoque renovado de la ciudad

Muchos habían depositado sus esperanzas en la conferencia Habitat III del año pasado que aprobó la Nueva Agenda Urbana, para elevar el perfil global de las cuestiones urbanas, especialmente en las Naciones Unidas, donde las ciudades no han sido tradicionalmente vistas como un actor principal en el desarrollo. Ahora esto puede estar cambiando finalmente.

"Hoy reconocemos que Naciones Unidas no está brindando lo suficiente para las ciudades. Y a través de nuestro esfuerzo común, rectificaremos esto", dijo la subsecretaria general Amina J. Mohammed en su discurso de apertura.

"La orgullosa historia de trabajo urbano de la ONU debe ser aprovechada en este momento vital", agregó, "y la ONU debe ser vista nuevamente como el convocante principal y catalizador para socios, financiadores, sector privado y organizaciones de la sociedad civil para ampliar su trabajo en áreas urbanas ".

Con ese tipo de reconocimiento por parte de la segunda al mando de la ONU, parece que el papel de las ciudades en la agenda de Naciones Unidas ha recibido un énfasis renovado.

2. Aceptación de la Nueva Agenda Urbana

Durante los primeros meses después de la aprobación de la Nueva Agenda Urbana, el acuerdo voluntario pareció languidecer en una especie de limbo político. Los países no parecían interesados ​​en avanzar en la estrategia, centrándose en cambio en los dos pilares de la agenda de la ONU: el Acuerdo de París sobre el cambio climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Pero la reunión de esta semana fue la primera cumbre de la Asamblea General de la ONU que se dedicó a la Nueva Agenda Urbana desde su adopción y, por lo tanto, una oportunidad para una discusión más matizada. Y de hecho, el tono ha cambiado claramente, lo que sugiere una creencia generalizada de que la Nueva Agenda Urbana es esencial para cumplir con el plan global de la ONU para combatir la pobreza y limitar las emisiones de carbono.

"Los objetivos contenidos en la Agenda 2030 no se lograrán sin una seria atención a la cuestión urbana", dijo un diplomático francés. La delegación zambiana hizo eco de ese sentimiento, diciendo: "La Nueva Agenda Urbana no puede aplicarse aisladamente, sino dentro de un marco estratégico armonizado con la Agenda 2030, los SDG y otros protocolos internacionales".

3. Una "Asamblea Urbana"

En la actualidad hay 58 países en el Consejo de Supervisión de ONU-Habitat, denominado Consejo de Gobierno, el cual se reúne cada dos años en la sede de la agencia en Nairobi. Durante las negociaciones sobre la Nueva Agenda Urbana, un bloque de países en desarrollo pidió que todas las naciones tuvieran representación en el consejo - lo que ellos llamaron "membresía universal". La idea es fortalecer la influencia política de ONU-Habitat.

Si bien la Nueva Agenda Urbana no llegó a conceder este deseo, el reciente informe sugirió que se diera un paso adelante al cambiar el nombre del Consejo de Gobierno a "Asamblea Urbana", invitando a los 193 Estados Miembros. Esta semana, la idea fue alabada por algunos. "Potencialmente puede permitir que ONU-Habitat amplíe y fortalezca sus alianzas", dijo el embajador de Singapur Burhan Gafoor. "Esto a su vez puede ayudar a ONU-Habitat a mejorar su movilización de recursos de todas las fuentes de financiamiento, tanto públicas como privadas".

El vecino de ONU-Habitat en el complejo de las Naciones Unidas en Nairobi ya emprendió un camino similar. El Programa Ambiental de la ONU cambió a membresía universal hace media década, bautizando su evento bienal como la Asamblea sobre el Medio Ambiente - el cual es mucho más que una simple junta directiva. Esta semana, algunos Estados miembros establecieron una correlación entre esta medida y el consiguiente aumento de los fondos para el PNUMA, aunque otros cuestionaron ese análisis.

4. Ampliar el aporte político

Aunque el Consejo de Gobierno se reúne cada dos años, los diplomáticos de Nairobi se reúnen regularmente para debatir sobre ONU-Habitat como un grupo denominado Comité de Representantes Permanentes. A diferencia del Consejo de Gobierno, no tienen autoridad para tomar decisiones.

El informe proponía reformar este sistema creando un nuevo órgano denominado Consejo de Políticas, integrado por 20 de los miembros más activos en los asuntos de ONU-Habitat. Ambos se reunirían con mayor frecuencia y tendrían la capacidad de establecer una política para la agencia. Con arreglo a esta propuesta, el Comité de Representantes Permanentes seguiría reuniéndose y asesorando a la Junta de Política, al igual que la propuesta de ONU-Urbano, así como otros comités de partes interesadas y autoridades locales recién propuestos.

Peter Calthorpe, miembro del panel y notorio urbanista, calificó al Consejo de Políticas como "punto de síntesis organizativo" para reformar la gobernanza de ONU-Habitat, ya que sería responsable de la planificación estratégica en la agencia.

Sin embargo, la propuesta del consejo puede tener una batalla cuesta arriba. El embajador de Djibouti, Mohamed Siad Doualeh, en nombre de un poderoso bloque de países africanos, dijo que "el paquete de reforma de la gobernanza propuesto es complicado, ineficiente y caro. También es autocontradictorio y no contribuye en modo alguno al fortalecimiento de ONU-Habitat ".

Otros fueron más alentadores, como el embajador surcoreano Hahn Choong-hee. "La República de Corea cree que el informe va más allá de las propuestas o evaluaciones existentes para reformular la organización con el fin de ofrecer recomendaciones amplias y audaces".

5. Un fondo mundial para la urbanización sostenible

No cabe duda que la situación financiera de ONU-Habitat se ha vuelto precaria. Con ese fin, el grupo recomendó la creación de un fondo fiduciario mundial "para asegurar una plataforma de financiación alternativa para los esfuerzos de urbanización sostenible". El grupo sugirió que, además de los gobiernos nacionales, ese fondo podría movilizar al sector privado, fundaciones para financiar conjuntamente las prioridades urbanas de las Naciones Unidas. Lo compararon con el Fondo ONU-Mujeres para la Igualdad de Género.

Si bien muchos países ricos expresaron su preocupación por cualquier aspecto de las recomendaciones que pudiera acarrear costos adicionales, sólo España explícitamente anuló la idea del fondo fiduciario. Kenya se manifestó a favor. Pero aunque la idea recibió tanta atención en el informe del panel que ONU Urbano, no fue abordado frontalmente por muchos estados miembros.

6. ¿Entonces, qué tipo de trabajo debería hacer ONU-Habitat?

Las agencias de las Naciones Unidas realizan dos tipos de trabajo, lo que a menudo se denomina normativo y operacional. Las responsabilidades normativas consisten en establecer estándares globales - "normas" - a través de la investigación y la política. La parte operativa incluye el trabajo en el campo ayudando a los países con proyectos específicos. Según el informe de evaluación, ONU-Habitat ha estado dedicado en gran medida al trabajo operacional y no lo suficiente en el trabajo normativo. El grupo sugiere una recalibración, que fue muy bien acogida por algunos gobiernos.

"Apoyamos la recomendación del panel de que ONU-Habitat vincule claramente todo el trabajo operacional con las prioridades normativas con el fin de lograr una conexión más estrecha con la política estratégica general y la supervisión de la gobernanza", dijo el embajador estadounidense Kelley Currie.

La clave, sin embargo, es encontrar el equilibrio adecuado. Si ONU-Habitat se retira totalmente del frente de la urbanización, sus normas mundiales podrían estar mal formadas.

"Las actividades operacionales sobre el terreno son también una parte vital de la ejecución del mandato general de ONU-Habitat, en el sentido de que el liderazgo de pensamiento, la orientación de políticas, la promoción eficaz y otras funciones normativas sólo pueden cumplirse con una comprensión clara de las realidades de la situación. gracias a experiencias concretas y un estrecho compromiso con las partes interesadas ", dijo Hahn, embajador de Corea del Sur.

 

Descarga aqui el Documento de Evaluación de ONU-Habitat (inglés)

 


Compartir

Con información de la Secretaría General de Naciones Unidas

8 Septiembre 2017


Compartir

Excelencias,

Damas y caballeros, Invitados distinguidos,

En primer lugar, quisiera dar las gracias al Presidente de la Asamblea General por haber convocado esta reunión.

También quiero reconocer especialmente a los Estados Miembros en Nueva York y Nairobi por su participación en esta reunión y por su fuerte papel en asegurar que el futuro ONU-Habitat sea robusto y pueda llevar a cabo la Agenda 2030 y la implementación de los ODSs.

Por último, quisiera agradecer al Director Ejecutivo y Director Ejecutivo Adjunto de ONU-Habitat y al personal de la agencia por su diligente labor de reforma y de estar con nosotros hoy.  

Me complace abrir esta sesión de alto nivel de dos días y dar la bienvenida a importantes líderes y expertos a esta reunión.

Todos somos conscientes de la importancia y el papel clave de las ciudades y la urbanización para el desarrollo sostenible, la paz y la seguridad.  

Hoy en día, la mayoría de la población, unos 4.000 millones, vive en zonas urbanas. Para 2050, podría ser de 6 mil millones.

Las ciudades son centros de promesa, empleos, tecnología y desarrollo económico.

Los hábitats más sostenibles desde el punto de vista medioambiental son aquellos construidos con un bajo nivel de emisiones, mostrando los sistemas de transporte público más seguros y eficientes y los edificios y hogares que ahorran energía en el mundo.  

Más del 80 por ciento del PIB global se genera en las zonas urbanas, y es en donde más nuevas ideas, innovaciones, invenciones y colaboraciones están teniendo lugar, especialmente con nuestros jóvenes.  

Pero, además de ser centros de promesa e innovación, las ciudades son también el epicentro de muchos de los retos de la sostenibilidad.   Son responsables de la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de energía.  

Ellos son el hogar de la mayoría de los refugiados del mundo, donde los desastres golpean más duro, y a menudo apuntan la inestabilidad social y el conflicto.  

Está claro que es en ciudades donde se ganará o se perderá la batalla por la sostenibilidad.   Las ciudades son los mecanismos organizadores del siglo XXI.

Son donde los jóvenes de todas partes del mundo acuden para desarrollar nuevas habilidades, lograr nuevos empleos y encontrar oportunidades para innovar y crear su futuro.  

Son focos de diversidad, atrayendo nuevos talentos y migración, en una mezcla siempre constante de cultura, conocimiento, ideas que requieren una nueva forma de trabajar y colaborar para explorar nuevas oportunidades y soluciones a los muchos problemas.  

Las ciudades animan a sus residentes a estar siempre trabajando hacia un mayor respeto, tolerancia, convivencia vibrante y generosa.  

Esto es lo que sentará las bases que harán realidad las metas del Programa 2030.  

Lamentablemente, hasta la fecha, la respuesta global a la promesa de urbanización ha sido inadecuada.

Los programas y políticas urbanos a menudo descuidan los importantes vínculos entre los centros urbanos, los asentamientos periurbanos y los medios de subsistencia rurales.   Mientras tanto, las desigualdades urbanas están creciendo en el sur global como en el norte.

La proporción urbana de la pobreza mundial está aumentando, y muchas ciudades están luchando por proporcionar los servicios más básicos a medida que aumentan sus poblaciones.  

A pesar de que muchos de los desafíos como la planificación urbana adecuada, las medidas inadecuadas de alerta temprana y de resiliencia climática se están percibiendo con mayor intensidad en las ciudades en rápido crecimiento del mundo en desarrollo, la urbanización sostenible es un desafío creciente y global.

Los recientes acontecimientos trágicos relacionados con el clima en Houston, Freetown, Karachi y Mumbai son algunos de los casos en cuestión.   Es importante que el sistema de las Naciones Unidas esté mejor equipado para ayudar a los Estados Miembros a desarrollar un nuevo paradigma para la urbanización sostenible.  

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es la más ambiciosa jamás establecida para la humanidad.

Requiere de la ONU y de personal dotado de agilidad, capacidades y habilidades para llevar adelante sus ambiciones.  

El Secretario General está colaborando con los Estados miembros en la reforma del sistema de las Naciones Unidas y considera que la reforma de ONU-Habitat es una importante prueba decisiva para esta ambición.

Esta reunión es una oportunidad para avanzar en un nuevo y audaz curso para abordar la urbanización globalmente y asegurar que ONU-Habitat y el sistema de las Naciones Unidas sean aptos para el propósito, dotados de las habilidades y recursos necesarios para promover ciudades equitativas, ambientalmente sostenibles e innovadoras del futuro.  

Este trabajo comenzó con el resultado exitoso de Hábitat 3 y la creación de una Nueva Agenda Urbana.

Una vez más, felicito a ONU-Habitat ya los Estados Miembros por dirigir ese proceso.   Agradezco al Grupo de Expertos Independientes de Alto Nivel del Secretario General que evalúe ONU-Habitat para el desarrollo de recomendaciones sustantivas hacia un sistema reformado de ONU-Hábitat y las Naciones Unidas.  

Agradezco el apoyo sustantivo prestado por ONU-Habitat al Grupo Especial y el apoyo prestado por los Estados Miembros.  

El Panel trabajó dentro de un marco de tiempo muy difícil para entregar un informe que hace un argumento convincente para la reforma del sistema global de desarrollo, para ubicar las ciudades en el centro, y en particular las que viven más lejos como asentamientos informales.  

El Grupo respondió a la petición del Secretario General de que presentara recomendaciones atrevidas para la reforma de ONU-Habitat y la aplicación efectiva de la Nueva Agenda Urbana y del Programa de 2030

El Secretario General ha tomado nota de estas recomendaciones y elaborará una estrategia concreta para asegurar que ONU-Habitat sea apta para su propósito y que la reforma del sistema de desarrollo, el sistema de mantenimiento de la paz y la gestión de las Naciones Unidas incorpore un nuevo enfoque a las zonas urbanas.  

Creemos que ONU-Habitat debe desempeñar un papel de liderazgo para asegurar que la experiencia urbana sea fuerte en todos los organismos de las Naciones Unidas.

En la actualidad, gran parte del trabajo urbano en el sistema de las Naciones Unidas está fragmentado y da resultados insuficientes.   Esto debe cambiar y la reforma de ONU-Habitat debe ir de la mano con asegurar una mayor coherencia y colaboración en todo el trabajo urbano del sistema de las Naciones Unidas.

Esto puede venir en forma de un mecanismo de coordinación ONU-Urbano que reúne las capacidades intersectoriales y refuerza el trabajo urbano operativo.

Creemos que ONU-Habitat es el vehículo adecuado para coordinar este mecanismo.   El Grupo también recomienda que las oficinas regionales de ONU-Habitat logren un mayor alineamiento con las Comisiones Económicas Regionales.   Esto permitirá que la visión del Secretario General de una voz política coherente a nivel regional dé prioridad a la urbanización.

También nos gustaría que una nueva generación de equipo de las Naciones Unidas en el país aprovechara la experiencia de las Naciones Unidas para trabajar en las ciudades y con las autoridades locales, para apoyar a los Estados Miembros en la aplicación de la Nueva Agenda Urbana y todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las zonas urbanas.  

También es digno de consideración la propuesta de un fondo de urbanización sostenible.   Por último, aplaudo la firme llamada del Grupo Especial de que en un futuro ONU-Habitat debe centrarse en no dejar a nadie atrás con un enfoque territorial que refuerce la conexión entre los entornos rurales y urbanos, la urbanización y los programas urbanos.

Damas y caballeros,  

El Sistema de Desarrollo de las Naciones Unidas comenzó gran parte de su importante labor en las zonas urbanas.   Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, la ONU trabajó con los Estados Miembros para ayudar a los refugiados que viven en las ciudades a obtener alimentos y servicios básicos que garanticen la vida.  

Durante los últimos 70 años, varias agencias de la ONU han desarrollado programas urbanos innovadores, que incluyen el suministro de servicios de agua y saneamiento en barrios de tugurios, el desarrollo de encuestas para capturar a los más atrasados viviendo en las ciudades y la respuesta a los conflictos urbanos.  

El compromiso de la ONU con las áreas urbanas continuó con la creación de ONU-Habitat hace aproximadamente tres décadas.

Hoy, reconocemos que la ONU no está proporcionando lo suficiente para nuestras ciudades, y, a través de nuestro esfuerzo común, rectificaremos esto.

En los próximos dos días y a lo largo de este otoño, a medida que los Estados Miembros determinen cómo se llevará a cabo la Nueva Agenda Urbana, contaré con un compromiso renovado de las Naciones Unidas para las zonas urbanas.  

La orgullosa historia del trabajo urbano en la ONU debe ser aprovechada en este momento vital, y la ONU debe ser vista nuevamente como el principal convocador y catalizador de socios, financiadores, académicos, sector privado y organizaciones de la sociedad civil para ampliar su trabajo en las ciudades.

ONU-Habitat puede ser la punta de flecha para esta revitalización urbana de las Naciones Unidas.

Espero con interés conocer los resultados de esta reunión y esperar que conduzca a recomendaciones concretas, ideas y consenso sobre un futuro que conduzca a la transición hacia un mundo urbano más sostenible.

Gracias.

Peter Tompson
Presidente del septuagésimo primer período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Descarga aqui el Documento de Evaluación de ONU-Habitat (inglés)


Compartir

Las posibilidades y responsabilidades de ejercer la participación social en Querétaro centraron la conversación del tercer Chance Q500 sobre la dimensión de gobernanza y legislación urbana, del CPI de ONU-Habitat.

Con información de ONU-Habitat Querétaro

28 julio 2017


Compartir

Santiago de Querétaro, 27 de julio 2017 - Durante el tercer evento de Chance Q500 cerca de 100 personas conversaron con especialistas sobre el tema gobernanza y legislación urbana, una de las dimensiones de la Iniciativa de las Ciudades Prósperas (CPI) de ONU-Habitat.

Los principales temas que trataron invitados y asistentes fueron la legislación de la participación ciudadana, la importancia de que la ciudadanía esté más informada y que la administración pública no tiene siempre en cuenta a la ciudadanía en los procesos de decisión pública.

Ana Díaz, consultora de la dimensión de gobernanza y legislación urbana para el Q500, introdujo la charla destacando la importancia de informar a la ciudadanía para fomentar su compromiso en temas de política pública. Ana Díaz, añadió que una de las características de Querétaro es la expansión y el crecimiento poco controlado que ha tenido el municipio, aunado a una falta de involucramiento de la ciudadanía, por parte de la administración pública, en los procesos de decisión. “Las leyes y las estrategias formales tienen que ir acompañadas de la inclusión de la ciudadanía, para ello es necesario que esta esté informada”, destacó la consultora.

Por su parte, Gabriel Ballesteros, especialista en litigio, consulta y cabildeo en materia urbana y ambiental, hizo referencia sobre la desordenada expansión que ha tenido Querétaro. Las ideas de la legislación de la participación ciudadana y el uso de espacios públicos como espacio de participación, llevaron a hablar de la necesidad de exigir, como ciudadanos, fundamentos legales para “conseguir estar informados y poder incidir en las políticas públicas”; tal y como destacó Fabián Camacho, licenciado en ciencias políticas y administración pública. Antonio Fernández, cerró la charla destacando la importancia de “organizarnos entre asociaciones, entidades o colectivos, para empezar a articular de forma ordenada la participación ciudadana”. Otra de las conclusiones de este Chance Q500 fue la necesidad de tener un sistema de información que permita conocer todas aquellas cuestiones que la ciudadanía se puede plantear en materia de políticas públicas.

Durante el evento, también estuvo presente el CLIQ del IMPLAN quienes invitaron a todos los asistentes a hablar sobre la ciudad .

Los asistentes fueron muy constructivos con sus comentarios y el tema de la participación ciudadana en las decisiones de políticas públicas destacó en varias intervenciones. Se mencionó “la importancia de aprovechar los mecanismos que tenemos para ejercer la participación ciudadana en las políticas públicas” y se comentó la necesidad de crear más espacios comunes que permitan unir las voces ciudadanas para participar y dar más presencia a la ciudadanía.

El tercer Chance Q500 surgió de la idea original de dérive LAB y XLXS (Chance), y se realizó en coordinación con ONU-Habitat y el IMPLAN Querétaro. Forma parte de una serie de seis eventos, de los cuales faltan tres, que se realizarán el último miércoles de cada mes para poder conversar sobre las dimensiones que analiza el CPI en Querétaro.

El próximo Chance Q500 se realizará el próximo miércoles 30 de agosto, para hablar sobre Calidad de vida en Querétaro. ¡Te esperamos!


Organizadores: dérive LAB, XLXS arquitectura y urbanismo, IMPLAN y ONU-Habitat. Colaboradores del Chance Q500 sobre gobernanza y legislación urbana: Centro cultural y educativo “Manuel Gómez Morín”, por la cesión del esapcio, y la ilustradora Paulina Zamora por el diseño del cartel.


Compartir

El Panel de Alto Nivel, conformado por ocho personas que decidió de manera directa el Secretario General, António Guterres, presentó el Informe de Evaluación de ONU-Habitat, el cual diagnostica y emite recomendaciones para dotar a la agencia de las herramientas y capacidades necesarias para enfrentar con efectividad los nuevos retos y compromisos asumidos en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana (NAU). El Panel llegó al consenso de que ONU-Habitat tiene áreas clave de oportunidad y su papel es más importante que nunca.

Con información de ONU-Habitat

11 agosto 2017


Compartir

Los desafíos urbanos son sustanciales, crecientes y el desarrollo sostenible mundial estará cada vez más ligado a lo que ocurre en las ciudades. Dada la necesidad de conciliar esta realidad inevitable dentro de la Agenda 2030 es necesario contar con un líder urbano.

De esta forma es que se instó al Panel a que hiciera audaces recomendaciones para mejorar la eficacia, la eficiencia y la rendición de cuentas de ONU-Habitat, asegurándose de que la Agencia esté preparada para abordar los requerimientos del desarrollo urbano incluyente y sostenible, lo que implica mayor transparencia, capacidad de respuesta ante un panorama mundial y urbano rápidamente cambiante y flexibilidad para aprovechar las oportunidades a medida que surgen.

Para ello, el Panel encargado de este informe fue establecido para llevar a cabo una revisión y evaluación independiente, objetiva y basada en pruebas para formular recomendaciones para mejorar la eficacia, la eficiencia, la rendición de cuentas y la supervisión de la agencia en cuatro esferas específicas: Mandatos operacionales, estructura de gobierno, asociaciones y capacidad financiera.

Recomendaciones


El papel de ONU-Habitat

2) Reconociendo que ONU-Habitat desempeña un papel fundamental en el tratamiento de la urbanización sostenible, pero enfrenta desafíos que comprometen su capacidad para responder eficazmente, el Panel recomienda que la primera prioridad sea estabilizar y fortalecer rápidamente a ONU-Habitat.

3) Considera que ONU-Habitat es la entidad apropiada de las Naciones Unidas para desempeñar un papel de promoción en torno a la importancia de las cuestiones urbanas. De esta forma, ayudaría y apoyaría a los Estados Miembros, a los organismos de las Naciones Unidas y a otras partes interesadas a integrar la Nueva Agenda Urbana y los aspectos urbanos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en sus operaciones de desarrollo, proporcionando orientación y herramientas para fortalecer el trabajo urbano a nivel nacional.

4) Para complementar el papel de ONU-Habitat, el Panel propone que se establezca ONU-Urban, como un mecanismo de coordinación similar a UN-Water o UN-Energy, como parte de la reforma a nivel de sistema de las Naciones Unidas, con una pequeña secretaría basada en New York.

El mandato de ONU-Habitat

5) El Panel recomienda que con los ODS y la NAU como marcos rectores, el papel normativo de ONU-Habitat sea "no dejar a nadie atrás", una directiva ampliamente apoyada por los marcos de derechos humanos respaldados por el sistema de las Naciones Unidas. Esto implica la promoción y supervisión con los Estados Miembros para asegurar que el trabajo urbano refleje esta guía, así como una orientación sobre los mejores medios para lograr este objetivo.

6) Recomienda además que todo el trabajo operacional tenga un vínculo claro con las prioridades normativas y una conexión más estrecha con la política estratégica global y la supervisión de la gobernanza.

7) El Grupo recomienda dos esferas prioritarias a este respecto: la atención a la equidad, la vulnerabilidad y la exclusión en el desarrollo urbano y un enfoque en la planificación urbana, la legislación y las normas que mejor apoyen las prioridades equitativas de desarrollo, junto con la sostenibilidad ambiental y la solidez económica.

8) En particular, se recomienda que ONU-Habitat brinde orientación sobre la informalidad como motor de la exclusión.

9) Se recomienda una documentación clara sobre los proyectos que demuestre la complementariedad del trabajo normativo y operacional y la interpretación de la distinción normativa / operativa en cada proyecto.

10) En la definición urbana, el Panel pide un cambio conceptual hacia un enfoque más territorial, enfocándose en las regiones metropolitanas, incluyendo las ciudades, pueblos, áreas periféricas y aldeas que contienen, y evitando la simplificación excesiva de la dicotomía rural-urbana.

11) El Grupo recomienda que ONU-Habitat, en su función de apoyo a los datos, preste especial atención a las lagunas en la recopilación y el análisis de datos que obscurecen las realidades de los grupos excluidos.

Gobernanza

12) El Grupo está de acuerdo en que el actual modelo de gobernanza sufre problemas sistémicos que afectan a la rendición de cuentas, eficiencia y eficacia y recomienda algunos cambios fundamentales, centrados en la necesidad de la participación de todos los Estados Miembros y una capacidad para reflejar la complejidad del paisaje de desarrollo urbano con sus múltiples actores.

13) Recomienda una nueva estructura de gobernanza que incluya la membresía universal de los 193 Estados Miembros en una Asamblea Urbana General y la adición de una pequeña Junta de Política enfocada para proporcionar asesoramiento estratégico y de políticas así como la supervisión de proyectos. La Junta de Política integraría las aportaciones del CPR, la Secretaría y el Director Ejecutivo, pero también de un comité de autoridades locales y subnacionales y un comité de interesados urbanos, ambos con capacidad para evaluar y revisar resoluciones y ofrecer orientación coordinada al Consejo de Políticas. UN-Urban también asesoraría a esta Junta Directiva.

14) El Grupo recomienda que la Asamblea Urbana organice su calendario y la ubicación de sus reuniones para maximizar las posibilidades de superposición tanto con la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente como con la Asamblea General.

15) ONU-Habitat debería contar también con una mayor presencia de personal en Nueva York, en especial del personal de alto nivel para mejorar la coordinación y estrechar las relaciones con las entidades de las Naciones Unidas en Nueva York.

16) ONU-Habitat debería tener más personal en Nairobi, Nueva York y oficinas regionales, con paridad de género para cumplir con su misión y mandato de apoyar a los Estados Miembros, los gobiernos subnacionales y los equipos de las Naciones Unidas en los países.

Asociaciones

17) Con miras a tener asociaciones activas, eficaces e inclusivas que puedan contribuir a cumplir su mandato de inclusión, el Panel recomienda que ONU-Habitat explore y refuerce las relaciones con las organizaciones representativas de los gobiernos locales y la sociedad civil, así como el fortalecimiento de las asociaciones con las Naciones Unidas y las Comisiones Económicas Regionales.

18) Insta también a ONU-Habitat a explorar maneras de alentar a los actores del sector privado a examinar los impactos negativos no deseados de sus inversiones y a encontrar formas de mitigarlas.

19) Por último, recomienda institucionalizar el Foro Urbano Mundial (FUM), para ayudar a mantener la NAU firmemente en la agenda global. Propone que se integren los resultados del FUM en el plan estratégico y el programa de trabajo y el presupuesto de ONU-Habitat. Esto debería hacerse mediante un informe sobre los resultados de la Junta de Política para su integración en las resoluciones de la Asamblea Urbana.

Capacidad financiera

20) El Grupo recomienda que se haga un llamamiento urgente a los Estados Miembros para que apoyen a ONU-Habitat con fondos comprometidos para varios años. Además, recomienda que ONU-Habitat elabore un plan y un marco de gastos a mediano plazo de cuatro a cinco años.

21) A fin de alentar las contribuciones voluntarias de los Estados Miembros, el Grupo recomienda que ONU-Habitat especifique el porcentaje de los fondos básicos gastados en personal y otros gastos administrativos.

22) Para reforzar la prioridad asignada al trabajo normativo, el Panel recomienda que se destine una parte de la financiación de la cooperación técnica específica, a la vinculación con la misión normativa, y propone con firmeza un límite a los fondos asignados de los Estados Miembros que se destinen al trabajo operacional.

23) El Grupo recomienda que ONU-Habitat explore las ventajas de la modalidad de donación, dándole a la organización más flexibilidad de gestión y capacidad de respuesta, al tiempo que le permite seguir formando parte de la Secretaría de las Naciones Unidas.

24) A fin de explorar fuentes nuevas e innovadoras de financiación y aumentar los recursos disponibles para una urbanización inclusiva y sostenible, el Grupo recomienda que ONU-Habitat desarrolle una estrategia de cooperación con bancos multilaterales, instituciones financieras y fuentes privadas de financiación. También se podría explorar el potencial de financiamiento y recaudación de fondos inherente a las relaciones urbanas locales.

25) Por último, el Panel recomienda la creación de un Fondo Fiduciario Global que funcione como plataforma para obtener financiación alternativa para los esfuerzos de urbanización sostenible.

Con el fin de mantener el impulso en torno a la implementación de la Nueva Agenda Urbana y reflexionar sobre el posicionamiento de ONU-Habitat en ese sentido, el Presidente de la Asamblea General de la ONU convocó a una reunión de Alto Nivel de la Asamblea General los días 5 y 6 de septiembre de 2017 para debatir, entre otras cosas, el Informe del Panel Independiente del Secretario General para evaluar y mejorar la eficacia de ONU-Habitat

Descarga aqui el Documento de Evaluación de ONU-Habitat (inglés)

 


Compartir

El Tecnológico de Monterrey en conjunto con ONU-Habitat México en coordinación con su oficina regional (ROLAC), lanzan el primer diplomado a nivel global para reflexionar y promover la aplicación de la Nueva Agenda Urbana. Sus contenidos están enfocados a dar cumplimiento a los compromisos asumidos en Habitat III.

Con información del Tec de Monterrey

24 julio 2017


Compartir

En los próximos años, veremos como de a poco los gobiernos irán implementado la Nueva Agenda Urbana con el fin de mejorar las condiciones de sus ciudades, se requerirán profesionales que conozcan la NAU, los compromisos y como promover su implementación.

El diplomado está orientado a capacitar en el conocimiento de los componentes que desde ONU-Habitat se ha establecido para pasar de la información a la implementación.

Beneficios:

  • Programa impartido por dos instituciones reconocidas a nivel mundial, en donde se fortalecerá las capacidades locales en materia de planeación urbana y territorial para la implementación de la NAU y el objetivo 11 de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).
  • Aprovechar las bases de las herramientas orientadas a generar estrategias territoriales para llevar a cabo los instrumentos de planeación.
  • Diálogos con expertos nacionales e internacionales y un amplio alcance de asesorías que brindan tanto ONU-Habitat como el Tecnológico de Monterrey a través de la red física y humana.
  • Interacción y networking con participantes provenientes de diferentes partes de la República Mexicana

Fecha de inicio: 18 de agosto 2017
Lugar: Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara.
Solicitan mayor información a: http://www.cem.itesm.mx/extension/Programas_EC/NuevaAgendaUrbanafa.html

 


Compartir

Busque en nuestro sitio

Más Noticias

  • Querétaro, conversaciones sobre gobernanza y legislación urbana en Chance Q500 +

    Querétaro, conversaciones sobre gobernanza y legislación urbana en Chance Q500 Las posibilidades y responsabilidades de ejercer la participación social en Querétaro centraron la conversación del tercer Chance Q500 sobre la Leer más
  • Primer Diplomado para la Nueva Agenda Urbana +

    Primer Diplomado para la Nueva Agenda Urbana El Tecnológico de Monterrey en conjunto con ONU-Habitat México en coordinación con su oficina regional (ROLAC), lanzan el primer diplomado Leer más
  • Reducción de la pobreza y desarrollo social a través de una Zona 30 en Querétaro +

    Reducción de la pobreza y desarrollo social a través de una Zona 30 en Querétaro ONU-Habitat México, la Ciudad de Querétaro y la Secretaría de Movilidad de Querétaro presentaron el proyecto piloto "Comunidades orientadas a Leer más
  • Los niños se convierten en exploradores de la ciudad por un día gracias a ExplorArq Q500 +

    Los niños se convierten en exploradores de la ciudad por un día gracias a ExplorArq Q500 Una historia guía a los niños y niñas de Querétaro a realizar diferentes actividades para que aprendan jugando sobre los Leer más
  • Buenas noticias para el desarrollo urbano en América Latina +

    Buenas noticias para el desarrollo urbano en América Latina ONU-Habitat tuvo una destacada participación en el marco de SmartCity Expo Latam Congress en Puebla, con la sesión plenaria “Haciendo Leer más
  • ONU-Habitat presenta los resultados del CPI en la Ciudad de Mérida +

    ONU-Habitat presenta los resultados del CPI en la Ciudad de Mérida ONU-Habitat presentó los resultados del Índice de las Ciudades Prósperas, CPI, que se realizó en Mérida, en los cuales se Leer más
  • 1° Convocatoria nacional para diseñar el stand de la ONU en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara +

    1° Convocatoria nacional para diseñar el stand de la ONU en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara Es momento de enfocar tu creatividad y conocimientos para diseñar el stand de las Naciones Unidas para la Feria Internacional Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
11 Sep ONU-Habitat Noticias México 749
NACIONES UNIDAS - Los gobiernos nacionales destacaron esta semana que no están interesados ​​en la creación de un nuevo organismo de la ONU para coordinar la acción mundial sobre la urbanización...
08 Sep ONU-Habitat Noticias México 957
Con información de la Secretaría General de Naciones Unidas 8 Septiembre 2017 Compartir {socialbuttons} Excelencias, Damas y caballeros, Invitados distinguidos, En primer lugar, quisiera dar las...
10 Aug ONU-Habitat Noticias México 1182
El Panel de Alto Nivel, conformado por ocho personas que decidió de manera directa el Secretario General, António Guterres , presentó el Informe de Evaluación de ONU-Habitat, el cual diagnostica y...
27 Jul ONU-Habitat Noticias México 1152
Las posibilidades y responsabilidades de ejercer la participación social en Querétaro centraron la conversación del tercer Chance Q500 sobre la dimensión de gobernanza y legislación urbana, del CPI...
24 Jul ONU-Habitat Noticias México 5141
El Tecnológico de Monterrey en conjunto con ONU-Habitat México en coordinación con su oficina regional (ROLAC), lanzan el primer diplomado a nivel global para reflexionar y promover la aplicación de...