Durante las últimas dos décadas, el poder trasformador de la urbanización ha sido facilitado, en parte, por el rápido despliegue de la tecnología de la información y de las comunicaciones (TIC) y por una revolución en los centros de datos de las ciudades para tomar decisiones informadas e impulsar un movimiento global hacia las ciudades inteligentes (Smart Cities).

Del libro Reporte Mundial de las Ciudades

Diciembre 3, 2018


Compartir

Esto ha sido acompañado por una conectividad más profunda y por una interconexión de las ciudades y sus ciudadanos, tanto a nivel local como global. Las ciudades tienen que luchar con una amplia gama de retos, desde la prevención del crimen, hasta una movilidad más eficiente; la creación de ambientes más saludables; sistemas citadinos de energía más eficientes, y preparación para emergencias, entre otros.

Para enfrentar estos retos, las TIC, el Internet de las Cosas y el Big Data, son desplegados para mejorar la prestación de servicios y la calidad de vida de las personas en las ciudades. El uso de datos permite a las ciudades poder medir su desempeño y rediseñar las inversiones en infraestructura para la ciudad.


Podría interesarte

El Cálculo del Índice de las Ciudades Prósperas, CPI, en 305 municipios de México


Las TIC y el desarrollo urbano sostenible

Un punto decisivo para la revolución de las comunicaciones, es la implementación de las TIC en las ciudades. La alta calidad de la infraestructura, la innovación, la inversión, la comunicación, la eficacia en la energía y en los presupuestos, son mencionados a menudo como beneficios para las ciudades gracias a las TIC.

Sin embargo, cuando las TIC se implementan en forma desigual en las ciudades, pueden crear una brecha digital, que puede exacerbar la desigualdad, caracterizada por barrios acaudalados bien conectados y distritos de negocios, coexistiendo con vecindarios de bajos ingresos desatendidos e insuficientemente conectados.

Los grupos con mayor poder adquisitivo tiende a tener un mayor acceso a estas tecnologías y las TIC pueden servir a menudo para ampliar su control y alcance, mientas disminuye el de los habitantes más marginados socioeconómicamente.

En algunos casos, las economías urbanas son capaces de saltarse algunas etapas del desarrollo, implantando nuevas tecnologías en la construcción inicial de la infraestructura. Ciudades tales como Hong Kong y Singapur son ejemplos importantes de economías que fueron capaces de dar este salto digitalizando su infraestructura.


Hong Kong, vista áerea nocturna. Foto:Andrew Haimerl

En 2010, Curitiba, Brasil, fue la primera ciudad en el mundo en conectar buses públicos a una red 3G de banda ancha. Esta innovación abrió nuevas posibilidades para los servicios al viajero, que los ayudaban a planificar sus rutas y les permitían comprar billetes en el lugar y en el momento más convenientes.

Ciudades alrededor del mundo tales como Chicago, Londres y Vancouver, están implementando programas de inclusión digital para garantizar que todos los ciudadanos cuenten con las herramientas para transitar en un mundo crecientemente digitalizado.

Como las ciudades dependen cada vez más de información electrónica y de tecnología para su funcionamiento y prestación de servicios, los líderes de las ciudades están conduciéndose con precaución para evitar una distribución desigual de TIC y para explorar maneras de superar la brecha digital.


Kigali Inteligente: Conexión de 400 buses a la red 4G de Internet

Kigali es la capital de Ruanda con más de un millón de habitantes. Como parte de la iniciativa Smart Kigali, 487 buses, pertenecientes a Servicios de Autobuses Kigali, se conectaron a una red de banda ancha 4G en febrero de 2016. Esto ha permitido que los pasajeros a bordo tengan acceso total a Internet de manera súper rápida y en forma gratuita.

Esto hace que Kigali sea la primera ciudad en África que ofrece a los ciudadanos Internet inalámbrico gratis en el transporte público. La iniciativa se produce después de que la ciudad de Kigali, en colaboración con el Ministerio de la Juventud, las TIC y otros grupos de interés, puso en marcha el Proyecto Bus Internet en 2015, que contemplará que todos los autobuses, no sólo dentro de Kigali, sino también en todo el país, ofrezcan Internet a los pasajeros.

Tras el lanzamiento del proyecto, el año pasado, cinco autobuses estaban conectados como un proyecto piloto antes del lanzamiento general. La iniciativa Smart Kigali ha experimentado el inicio de la implementación de las soluciones 4G para el beneficio de la población en general en Ruanda y el objetivo es ampliar la adopción de banda ancha en todo el país.


Fotos: Bus Planet

Compartir


También podría interesarte

La evolución de los datos en las ciudades


¿Quieres saber más?

Descarga el libro
"Reporte Mundial de las Ciudades 2016"

 


Noticias ONU-Habitat

Las noticias más importantes de ONU-Habitat

Entrar

Temas urbanos

Centro de recursos y formación de ONU-Habitat

Acceder

Redes Sociales

Síguenos en Facebook y Twitter

FacebookTwitter

Busque en nuestro sitio