La Directora Ejecutiva de ONU-Habitat se reunió con presidentes municipales asistentes al Foro de Alcaldes por la Nueva Agenda Urbana, y compartió su experiencia como exalcaldesa y primera mujer en ser nombrada presidenta del Concejo Municipal de la Isla de Penang, en Malasia en el año de 2011.

ONU-Habitat México

9 Noviembre de 2018


Compartir

Frente a una nutrida audiencia conformada por alcaldes de diferentes municipalidades de México, la Directora de ONU-Habitat, Maimunah Mohd Sharif, conversó abiertamente sobre su experiencia y destacó la importancia que tienen los gobiernos locales como un poder esencial para lograr un desarrollo urbano sostenible.

“No es mera casualidad que el papel esencial de los gobiernos locales ahora sea ampliamente reconocido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, (ODS) y la Nueva Agenda Urbana, (NAU). Tan solo el 65 por ciento de los objetivos de los ODS apuntan a los gobiernos locales y regionales de todo el mundo.”

La Directora de ONU-Habitat afirmó que las ciudades están en una posición ideal para transformar las agendas globales en acciones concretas que tengan un efecto positivo en las vidas de las personas.

“Los gobiernos locales y regionales tienen un papel crucial que desempeñar como el nivel de gobierno más cercano a la gente. Hoy más que nunca, su compromiso es necesario para garantizar que sus ciudadanos tengan acceso a servicios adecuados y asequibles, que vivan en un entorno más seguro, que se preocupe del medio ambiente y que puedan acceder a buenos empleos y desarrollar oportunidades de negocios.”

Así mismo, la Sra. Sharif destacó la importancia de empoderar a las mujeres y a los jóvenes y puntualizó la importancia de garantizar viviendas asequibles, espacios públicos y el derecho a la ciudad como una realidad para todas las personas.

Hay muchas cosas que debemos hacer y una de ellas es darnos cuenta de que ninguna ciudad tendrá éxito por accidente.

Maimunah Mohd Sharif, quien inició su carrera profesional como Oficial de Planificación Urbana en la Isla de Penang, invitó a los alcaldes presentes a reflexionar sobre la buena planificación urbana y su meticulosa ejecución para lograr cambios positivos y transformadores.

En el camino hacia una ciudad próspera y sostenible, afirmó, la Nueva Agenda Urbana es una herramienta extraordinaria, que -aunque no es una ley y ningún alcalde está obligado a implementarla-, su legitimidad proviene del hecho de que por primera vez en la historia, más de 190 países en el mundo la han firmado, acordando el tipo de ciudad que necesitamos para avanzar en el camino de la inclusividad y el desarrollo sostenible.

“Me da una satisfacción especial ver a tantos líderes de ciudad reunidos en torno a la Nueva Agenda Urbana. Su compromiso es la mejor noticia para sus ciudadanos y para las generaciones venideras.”

La Nueva Agenda Urbana exige soluciones urbanas compactas de uso mixto, basadas en el ecosistema para desatar el potencial transformador de las ciudades, mientras que al mismo tiempo se crean las condiciones para la resiliencia urbana.

CPI, evidencia objetiva para tomar decisiones correctas

Durante la reunión, la Directora de ONU-Habitat hizo especial énfasis en el CPI o Iniciativa de las Ciudades Prósperas, la cual es una metodología de ONU-Habitat que permite a tomadores de decisiones formular políticas adecuadas basadas en datos, información y evidencia. El CPI es una iniciativa global que busca identificar oportunidades y áreas potenciales de intervención para que las ciudades sean más prósperas.

“El CPI recopila una masa crítica de información y la transforma en conocimiento estratégico, que sirve de base para la formulación de políticas urbanas basadas en evidencia, visiones de la ciudad y planes de acción a largo plazo.”

El estudio CPI en México, el cual se ha realizado gracias a la colaboración técnica entre ONU-Habitat y el Infonavit se realizó en 305 ciudades del país, lo que reafirma a México como el país con más ciudades evaluadas con esta metodología en el mundo.

“Es importante aclarar que el CPI no es un ranking de ciudades. Tampoco es un fin, sino un medio para que las ciudades formulen políticas basadas en evidencia que aborden estas y otras áreas de oportunidad.”

Con relación al CPI, Maimunah Mohd Sharif explicó los principales hallazgos detectados en el estudio que se ha realizado en México.

Lo primero que detectamos es que prevalece un modelo de crecimiento urbano extenso y de baja densidad. Los indicadores de expansión urbana y densidad de población muestran resultados del CPI muy débiles (19.6 y 30.9 de 100), entre los más bajos entre todos los indicadores. El modelo expansivo tiene un impacto negativo en los ecosistemas, tiene una correlación negativa con la calidad del transporte público, aumenta sustancialmente el costo de los servicios públicos y existe un vínculo con las desigualdades espaciales.

En segundo lugar, los gobiernos locales tienen problemas para generar recursos propios y los actuales se encuentran por debajo del nivel óptimo. La recaudación de ingresos propios es en general muy débil (16.1 de 100), lo que acentúa la dependencia financiera de los gobiernos locales con las transferencias del gobierno federal.

En tercer lugar, las redes de transporte público masivo son un área importante de oportunidad en las ciudades de México. El indicador del CPI arroja un valor de 5.2 sobre 100. Esto significa que aunque la mayoría de los residentes urbanos en México usan el transporte público, el vehículo privado prevalece en el modelo de movilidad urbana. Esto dificulta la capacidad de mejorar y desarrollar nuevos sistemas de movilidad sostenible. La congestión asociada genera externalidades negativas en la productividad, la inclusión social y la calidad del aire de las ciudades, entre otras.

En cuarto término, se detecta un indicador bajo del producto urbano per cápita (27.9 de 100) lo que es muestra de economías poco dinámicas que no cumplen los estándares de la OCDE. Estas condiciones se ven agravadas por los mercados laborales que no logran ofrecer oportunidades de empleo formal y bien remunerado para todos.

La Nueva Agenda Urbana proporciona una hoja de ruta sobre el "Qué hacer". Ahora, les llamamos a trabajar juntos en el "Cómo hacerlo".

La Nueva Agenda Urbana es un acelerador del desarrollo sostenible en cumplimiento de la Agenda 2030, afirmó la Sra. Sharif y añadió que el CPI proporciona información invaluable para la formulación de programas de desarrollo urbano municipal, la identificación y priorización de proyectos demostrativos clave, e incluso como una guía para la asignación de presupuesto municipal alineada con la Nueva Agenda urbana.

Estimadas y estimados alcaldes por la Nueva Agenda Urbana,

Debemos dar un buen uso a la valiosa información obtenida en los CPI para beneficio de los 8 de cada 10 mexicanos que actualmente viven en ciudades.

En ONU-Habitat estamos listos para discutir con ustedes cómo la Nueva Agenda Urbana y el CPI - como fuente de evidencia- pueden ser útiles para su ciudad a través de la asistencia estratégica, operativa y normativa.

Trabajemos juntos para garantizar que las ciudades de México conviertan los desafíos urbanos en soluciones y las soluciones en oportunidades.

Gracias


Compartir

Noticias ONU-Habitat

Las noticias más importantes de ONU-Habitat

Entrar

Temas urbanos

Centro de recursos y formación de ONU-Habitat

Acceder

Redes Sociales

Síguenos en Facebook y Twitter

FacebookTwitter

Busque en nuestro sitio