Los ganadores de los premios Cuadro of Honor (Scroll of Honour) de ONU-Habitat fueron seleccionados para 2018. Scroll of Honour es uno de los premios más prestigiosos del mundo entregados a quienes se dedican a la urbanización sostenible.

 

Compartir

28 de septiembre de 2018. El premio Scroll of Honour se enfoca en iniciativas de contribuciones sobresalientes en el campo del desarrollo y la mejora de la vida urbana, la provisión de viviendas y soluciones para la difícil situación de los pobres o desplazados, asegurando que nadie se quede atrás.

Este año se tuvieron más de 50 candidatos incluyendo individuos, organizaciones y proyectos. Los ganadores se seleccionaron en función de su clara demostración de mejores prácticas y logros relacionados con los objetivos del Objetivo 11 de Desarrollo Sostenible: hacer que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

El premio, el cual consiste en una placa grabada con el nombre del individuo, la ciudad o la institución ganadora, se presentó durante el Día Mundial del Hábitat que se celebra el primer lunes de octubre de cada año. Este año, el Día Mundial del Hábitat tuvo lugar el lunes 1 de octubre y el Gobierno de la República de Kenia acogerá la observancia mundial en la Oficina de las Naciones Unidas en Nairobi, en la sede de ONU-Habitat.

"Estoy encantada de reconocer de manera significativa estos logros extraordinarios que han contribuido a mejorar las vidas de quienes viven en nuestras ciudades y pueblos", dijo la Directora Ejecutiva de ONU-Hábitat, Maimunah Mohd Sharif.

Ganadores del Pergamino de Honor ONU-Habitat 2018

Ciudad de Xuzhou, provincia de Jiangsu, China

Por promover enfoques holísticos para la restauración ecológica a través de la gestión inteligente de residuos.

La ciudad de Xuzhou, con una población de más de 10 millones de habitantes, sufrìa de problemas con respecto a al tratamiento de sus residuos sólidos, pero logró transformarse a través del establecimiento de un sistema integral de gestión de desechos. Esto incluyó la clasificación de los residuos en categorías y el otorgamiento de recompensas a los residentes por separar la basura correctamente. Más de un tercio de los residuos domésticos hoy se recicla. La población de la ciudad, comenzando con los niños, ha sido educada sobre la importancia de una gestión adecuada de los residuos sólidos. Se ha convertido en una ciudad piloto nacional para el reciclaje y la utilización de recursos renovables que se ha extendido a 166 ciudades en China.


Plan de Acción Nacional para la implementación de la Nueva Agenda Urbana en Cuba 2017-2036: Instituto de Planificación Física

Por implementar cambios urbanos y territoriales positivos mediante la integración y la implementación de los principios de la Nueva Agenda Urbana.

El Plan de Acción Nacional 2017-2036 es una hoja de ruta para integrar los principios de la Nueva Agenda Urbana en la formulación e implementación de políticas territoriales. Es una estrategia a largo plazo para un mejor desarrollo urbano y territorial y coloca a Cuba en la vanguardia de la implementación de la NAU al adaptarla a las prioridades de las provincias y los municipios para generar un cambio positivo para cada territorio y sus habitantes. El Instituto de Planificación Física, que se estableció hace 58 años, dirige las políticas estatales y gubernamentales en la gestión territorial, planificación urbana, diseño y arquitectura, así como la gestión de la tierra rural y urbana.


Sra. Tri Rismaharini - Alcalde de la ciudad de Surabaya, Indonesia

Por implementar iniciativas de desarrollo e regeneración de ciudades centradas en las personas e inclusivas, priorizar a los residentes de bajos ingresos para garantizar que no se queden atrás.

Después de más de 20 años de servicio en el gobierno de la ciudad de Surabaya, la Sra. Tri Rismaharini fue elegida alcaldesa en 2010 y reelegida en 2016. Entre sus muchos logros, dirigió una campaña de gestión de residuos sólidos en toda la ciudad, movilizando comunidades para reducir y reciclar los residuos domésticos, proporcionándoles micro fondos para la gestión de vecindarios. Con la reducción de la recolección de los desechos sólidos y los costos de disposición final, el Alcalde devolvió los ahorros a los vecindarios, para mejorar y aumentar la capacidad. También ha iniciado la ecologización y modernización de las calles principales y plazas públicas, así como proyectos para limpiar las orillas de los ríos. En general, durante su tiempo en el cargo, la salud pública hizo de Surabaya una ciudad más limpia y fresca.


Isaac 'Kaka' Muasa - Presidente, Mathare Environmental Conservation Youth Group (MECYG), Kenia

Por aprovechar el potencial de los jóvenes desfavorecidos e inspirar la participación de toda la comunidad en la gestión de residuos sólidos

Isaac Muasa nació y se crió en Mathare, uno de los barrios marginales más grandes de Kenia. Con amigos de su equipo de fútbol, ​​formó uno de los primeros grupos juveniles comunitarios: el Grupo Juvenil de Conservación Ambiental Mathare y comenzó a recolectar basura de puerta en puerta por una tarifa y limpiando pilas de desechos. Después de limpiar un vertedero, crearon un espacio público para que los grupos comunitarios se reunieran. Formó una red de grupos de jóvenes y se involucró en el reciclaje de plásticos. Este Grupo Juvenil de Conservación Ambiental de Mathare trabajó con una organización de mapeo geoespacial para crear el primer mapa completo de Mathare, para mapear recursos y capacitar a otros. Los mapas ayudaron a identificar un área para establecer un campo de fútbol y un espacio abierto con el apoyo de ONU-Habitat. Su papel como activista juvenil ha tocado miles de vidas.


Dra. Mona A. Serageldin (1938-2018), Vicepresidente: Instituto para el Desarrollo Urbano Internacional, EE. UU. (2005-2018)

Por promover enfoques prácticos basados ​​en la investigación para abordar un amplio espectro de desafíos de desarrollo en una amplia gama de entornos (otorgados a título póstumo).

Durante 35 años, la Dra. Serageldin trabajó en África al sur del Sahara, Europa del Este, Medio Oriente y África del Norte, Asia Central, América Latina y el Caribe, involucrando a socios locales y globales en desarrollo local, planificación estratégica, inclusión social y políticas y programas. evaluación. La Dra. Serageldin se centró en la investigación de la acción y la asistencia técnica en los países en desarrollo. Tuvo un impacto significativo al promover el desarrollo urbano sostenible en el terreno, su trabajo en el mundo académico y al fomentar el desarrollo de políticas. Se retiró de su puesto como profesora adjunta de planificación urbana en la Graduate School of Design de la Universidad de Harvard en junio de 2008, habiendo sido miembro de la facultad desde 1985. Fue vicepresidenta del Instituto para el Desarrollo Urbano Internacional hasta su muerte este año.


En ONU-Habitat trabajamos en más de 90 países que apoyan a personas en ciudades y asentamientos humanos para un mejor futuro urbano y nos centramos en el desarrollo de las ciudades durante más de 40 años. Trabajando con gobiernos y socios locales, nuestros proyectos combinan experiencia de clase mundial y conocimiento local para ofrecer soluciones oportunas y específicas. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible incluye un objetivo específico para las ciudades, el Objetivo de Desarrollo Sostenible11 y bajo la Nueva Agenda Urbana.

Gracias al esfuerzo conjunto entre la Agencia y los gobiernos del mundo, hoy existe una renovada dedicación de la comunidad de desarrollo global para garantizar que las ciudades se expandan de manera sostenible.


Compartir

El Día Mundial del Hábitat, que se celebra el primer lunes de octubre de cada año, hace énfasis en el mandato de ONU-Habitat de promover políticas de desarrollo urbano sostenible que garanticen asentamientos adecuados para todos.

Con información de UN-Habitat

1 de octubre de 2018


Compartir

El tema de este año es la gestión de residuos sólidos municipales.

#DíadelHábitat. En 2010 se estimó que diariamente se producen 0.8 kilogramos de residuos por cada persona en el mundo, y se espera que para el año 2025 la cantidad total de desechos generados se triplique a 5900 millones de toneladas anuales, debido al aumento en el consumo y a las estrategias ineficaces de gestión.

A menudo, las ciudades gastan una gran parte de su presupuesto en la gestión de los residuos sólidos; no obstante, debería tener mayor prioridad en las agendas de las ciudades, de sus habitantes y de los gobiernos a nivel nacional y local.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Acuerdo de París y la Nueva Agenda Urbana (NAU) abordan la cuestión clave del manejo de los desechos sólidos. El objetivo del ODS 11.6 es reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales. Asimismo, el indicador 11.6.1 se refiere al porcentaje de residuos sólidos urbanos recolectados periódicamente con descarga final adecuada respecto al total de los desechos generados por la ciudad.

La NAU se compromete con "la gestión ambientalmente racional y la minimización de todos los desechos". Conforme al Acuerdo de París, los compromisos asumidos nacionalmente por muchos países incluyen medidas para la gestión de los desechos a fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Para traducir los compromisos del gobierno nacional en acciones prácticas y sostenibles a nivel local, se necesita el apoyo de una red de actores y de las autoridades locales que tomen la iniciativa para maximizar las oportunidades de asociación.

El problema

Con frecuencia, los países en desarrollo tienen sistemas inadecuados de gestión de residuos debido a la falta de financiación, poca conciencia, sistemas de gobernanza deficientes y, a veces, aplicaciones tecnológicas inapropiadas. La mala recolección y eliminación de los desechos sólidos municipales provocan inundaciones, contaminación del agua, y los desechos acumulados propician un ambiente idóneo para roedores e insectos que transmiten enfermedades. La basura marina y la erosión de los vertederos costeros contribuyen a la contaminación de los océanos.

La quema incontrolada de los desechos aumenta la contaminación del aire, mientras que los vehículos que los transportan a los vertederos contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los países de altos ingresos generan más residuos per cápita que los países de bajos ingresos. En áreas de rápida urbanización, los sitios adecuados para rellenos sanitarios escasean debido al precio cada vez mayor de la tierra y las oposiciones de la comunidad.

El uso en aumento de productos electrónicos y su obsolescencia programada conducen al "tráfico de desechos" con basura electrónica, producidos en países desarrollados, que terminan en vertederos de países en desarrollo cuyos estándares ambientales y costos laborales son más bajos.

Los vertederos mal gestionados presentan importantes riesgos para la salud, en particular para los recicladores informales, tales como contaminación del aire, lesiones y derrumbes. Solo en 2017, más de 130 personas —la mayoría de ellas mujeres— murieron en los colapsos de vertederos en África. Los niños también son empleados con frecuencia en esta ocupación peligrosa que les priva de oportunidades educativas.

El movimiento transfronterizo de desechos sólidos municipales es una forma económica de eludir las leyes ambientales locales relacionadas con la eliminación de estos, pero deben ser desalentadas. Aunque es posible que localmente no haya industrias de reciclaje apropiadas, se deben hacer todos los esfuerzos para establecer dichas instalaciones.

Los municipios suelen gastar hasta el 70 % de su presupuesto en gestión de residuos, incluido el barrido de calles, etc. Además de los altos costos de inversión para los equipos, también se requiere una cantidad considerable de personal. La calidad del sistema de gestión de residuos de una ciudad a menudo se utiliza como una guía para medir la eficacia general de la gestión municipal. Sin embargo, la inversión del gobierno en este rubro es baja en comparación con otros sectores como el agua y el saneamiento.

La principal dificultad radica en proporcionar un sistema de carga equitativo. Además, la gestión de residuos sólidos es una prioridad baja para las instituciones financieras de desarrollo. En 2012, solo el 0.32 % del financiamiento global para el desarrollo se destinó a la gestión de desechos sólidos, mientras que el agua y el saneamiento recibieron el 31 %. África, en comparación con las regiones de América Latina, el Caribe y Asia, recibió la menor inversión.

En camino a la solución

Las tendencias en el consumo y la producción, los ciclos de fabricación de productos, las actitudes públicas, los sistemas de gobernanza municipal, la capacidad de los administradores municipales y la financiación innovadora forman parte de la solución para la gestión de residuos sólidos. Además, la participación transparente basada en normas de todas las partes interesadas —incluidos los productores de residuos, la industria de reciclaje y los trabajadores en los vertederos— es clave. Integrar el sector informal de reciclaje de desechos en la economía organizada, con disposiciones adecuadas de salud y seguridad para los trabajadores, puede cambiar los trabajos informales y peligrosos actuales de los recolectores de desechos.

Desarrollar un mercado para productos innovadores y atractivos, hechos de material de desecho, puede ayudar a integrar al sector informal de residuos en la economía.

Las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de los residuos sólidos representan aproximadamente el 3 % del total mundial (IPCC, 2010), pero la contribución potencial de una mejor gestión de los desechos y el recurso a la mitigación del cambio climático es mucho mayor.

Reconociendo que las necesidades y los enfoques de gestión de residuos municipales varían de una ciudad a otra, ONU-Habitat recomienda que las soluciones se construyan sobre los recursos y fortalezas de cada ciudad, ya sea en el sistema formal de gestión de residuos o en los sectores informales o de microempresas. Desarrollar una red para compartir experiencias y buenas prácticas permitirá que las ciudades aprendan unas de otras.

Por lo tanto, ONU-Habitat promueve un "Marco Integrado de Gestión de Residuos Sólidos" que prevé buenos servicios de recolección de desechos, protección del medioambiente mediante el tratamiento y la eliminación adecuada y la gestión de los recursos, costos eficaces, asequibles e inclusivos, que reconozcan el papel de los sectores informales y microempresariales en el logro de altas tasas de reciclaje.

Las ciudades deben explorar cómo el aumento de los valores de la tierra puede canalizarse hacia una mejor gestión de residuos. Por ejemplo, las ciudades podrían examinar el costo real de proporcionar servicios de recolección a vecindarios de bajos ingresos y de alta densidad, considerando el tamaño del espacio del vertedero requerido para acomodar esos desechos, y cobrar a los residentes de acuerdo con el volumen de residuos.

Los gobiernos locales tienen un papel clave que desempeñar y pueden involucrarse con la sociedad civil y los grupos de defensa para aumentar la conciencia pública, con las escuelas como posible enfoque. La experiencia de ONU-Habitat en el terreno ha demostrado la eficacia de la enseñanza de padres a hijos de mejores prácticas de higiene, y esto podría repetirse con los desechos municipales. Los incentivos para cambiar el comportamiento público, como pagar por el retorno de botellas de plástico usadas, pueden ser efectivos. Los fabricantes necesitan mejorar sus empaques para reducir el desperdicio o hacer que sean más fáciles de reciclar.

No cabe duda de que el intercambio de conocimiento y experiencia entre países y ciudades agrega valor. Una de esas plataformas es "La Plataforma Africana de Ciudades Limpias".

La Plataforma Africana de Ciudades Limpias

La Plataforma de Ciudades Limpias de África (ACCP) es una plataforma para compartir conocimientos y promover los ODS sobre la gestión de residuos en África, con el objetivo de que los países africanos consigan ciudades limpias y sanas. Se estableció en abril de 2017 con el Ministerio de Medio Ambiente de Japón, la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat) y la ciudad de Yokohama, y actualmente participan 60 ciudades en 31 países de África.

En la primera reunión anual de la ACCP, celebrada en Marruecos en junio de 2018, 32 países y 48 ciudades presentaron sus problemas de gestión de residuos municipales y discutieron estrategias de solución y proyectos potenciales. Participaron el Banco Africano de Desarrollo y el Banco Japonés de Cooperación Internacional.

 

Llamada a la acción: convertirse en una “ciudad con manejo responsable de sus residuos”

  • La urbanización, el crecimiento económico y las personas desplazadas están creando una potencial "bomba de tiempo" con respecto a los impactos negativos que resultan del inapropiado manejo de los desechos sólidos. Si no se aborda este programa, las naciones en todos los niveles de desarrollo padecerán los daños significativos en la salud humana y el medioambiente.
  • Todas las ciudades, independientemente de su tamaño y capacidad financiera, pueden mejorar su situación actual de gestión de residuos sólidos para convertirse en ciudades con manejo responsable de sus desechos, reducir el costo operacional y, al mismo tiempo, minimizar los impactos negativos sobre la salud y el medioambiente.
  • Las ciudades y el gobierno nacional deberían empoderar y trabajar con la sociedad civil y las ONG.
  • Las ciudades deben aprender de ejemplos de otras ciudades y examinar cuidadosamente las soluciones tecnológicas implementadas en otros lugares.
  • Las ciudades deberían hacer planes de urbanización estratégicos y a largo plazo, que consideren la generación y manejo de desechos sólidos (incluido el reciclaje), e identifiquen el espacio adecuado para los futuros sitios de rellenos sanitarios.
  • Las ciudades y los gobiernos nacionales deberían diseñar incentivos financieros y de otra índole, que promuevan la transición hacia una economía más circular, basada en el uso de los recursos, el reciclado y la reutilización eficiente, tal como se describe en el ODS 12.5 sobre la reducción de la generación de desechos a través de la prevención, reducción, reciclaje y reutilización.
  • En el futuro, más allá del Día Mundial del Hábitat, ONU-Habitat continuará el diálogo sobre la gestión de desechos sólidos con ciudades, industrias y el sector privado, y explorará cómo trabajar con otros organismos de las Naciones Unidas en la creación de una plataforma conjunta sobre gestión de residuos urbanos para informar mejor a los gobiernos sobre políticas y la asistencia técnica focalizada a través de proyectos específicos. Las ciudades que mejoran su gestión de desechos sólidos y reducen sus gastos en el tratamiento de residuos deben ser reconocidas públicamente como "ciudades que manejan responsablemente sus desechos". ONU-Habitat espera escuchar más prácticas innovadoras para lograrlo.


Te puede interesar

Octubre Urbano 2018
Día Mundial del Hábitat 2018
Día Mundial del Hábitat - Octubre 2, 2017

 


Compartir

Cada octubre, ONU-Habitat y sus socios organizan un mes de actividades, eventos y debates sobre sostenibilidad urbana. Este año, Octubre Urbano comienza con el Día Mundial del Hábitat el 1 de octubre y termina con el Día Mundial de las Ciudades el 31 de octubre.

Con información de UN-Habitat

20, de septiembre, 2018


Compartir

Este Octubre Urbano sigue a la primera revisión del Objetivo 11 sobre Ciudades y Comunidades Sostenibles en el Foro Político de Alto Nivel en Nueva York. Alentamos a las autoridades y socios locales, regionales y nacionales a organizar actividades que destaquen cómo implementar los compromisos de la Nueva Agenda Urbana y hacer que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Le invitamos a estar atento a nuestro sitio web y redes sociales en donde anunciaremos el lanzamiento del sitio web de Urban October, donde puede compartir detalles de los eventos que tienen lugar en su región.

Día Mundial del Hábitat, 1 de octubre de 2018 - Gestión Municipal de los Residuos Sólidos

Las Naciones Unidas han designado el primer lunes de octubre de cada año como el Día Mundial del Hábitat, para reflexionar sobre el estado de nuestras ciudades, y sobre el derecho básico de todos a una vivienda adecuada. También nos recuerda que todos tenemos el poder y la responsabilidad de dar forma al futuro de nuestras ciudades y pueblos. El tema de este año es el Manejo de Residuos Sólidos Municipales (que es uno de los objetivos del ODS 11). La observancia global está teniendo lugar en Kenia.

El manejo de desechos sólidos es un problema que afecta a todos. La cantidad de desechos individuales crece a diario y representa una gran parte del presupuesto del gobierno local y además afecta la salud pública. La mala recolección y eliminación de desechos sólidos da como resultado vertederos no controlados y quema de desechos. También tiene como consecuencia la contaminación del aire y el agua.

Un cambio en las actitudes del público para minimizar desperdicios y disponer de la basura, la regularización de recicladores informales, mayor reciclado y reutilización, financiamiento suficiente y planificación de vertederos adecuados, puede ayudar a las ciudades a mejorar el estado actual del manejo de sus desechos sólidos y ahorrar dinero para convertirse en ‘ciudades que manejan correctamente sus desechos.

Día Mundial de las Ciudades, 31 de octubre de 2018 - Creación de ciudades sostenibles y resilientes

El Día Mundial de las Ciudades se estableció para promover el interés de la comunidad internacional en la urbanización global, mejorar la cooperación entre países y ciudades para encontrar oportunidades y abordar los desafíos de la urbanización para contribuir al desarrollo urbano sostenible.

El tema general del Día Mundial de las Ciudades es Mejor Ciudad, Mejor Vida, con el tema particular de este año sobre la construcción de ciudades sostenibles y resilientes (estrechamente relacionado con los objetivos 11.5 y 11.b del ODS 11). El evento principal se celebrará en Liverpool, en el Reino Unido.

En la última década, los desastres naturales han afectado a más de 220 millones de personas y han causado daños económicos estimados en USD $ 100 mil millones cada año.

Si no hacemos una inversión significativa para hacer las ciudades más resilientes, para 2030, los desastres naturales pueden costar a las ciudades tres veces esa cantidad, y empujar a millones de residentes urbanos a la pobreza. Cientos de ciudades y comunidades están luchando con el impacto de las crisis, incluidos los conflictos, los desastres naturales, las fallas en la gobernanza y el estrés económico.

Las ciudades necesitan apoyo para ser resilientes. Con la prevención adecuada, las ciudades pueden absorber el impacto de los peligros, proteger y preservar la vida humana, limitar el daño a los activos públicos y privados y mantener la infraestructura y los servicios después de una crisis.

Existe una necesidad apremiante de contar con herramientas y enfoques innovadores que fortalezcan a las administraciones locales y empoderen a los ciudadanos, a la vez que desarrollen su capacidad para enfrentar nuevos desafíos y protegan mejor los recursos humanos, económicos y naturales. Los gobiernos deben liderar políticas inclusivas coordinadas que impulsen áreas urbanas resilientes, proporcionando apoyo a los gobiernos regionales y locales.


Te puede interesar

Octubre Urbano 2018
Día Mundial del Hábitat 2018
Día Mundial del Hábitat - Octubre 2, 2017

 


Compartir

La Base de datos global de finanzas municipales (GMD) lanzada por ONU-Habitat proporciona indicadores estándar para los presupuestos municipales e incluye datos sobre los gastos per cápita, los ingresos y la deuda en las ciudades de todo el mundo. La GMD es la primera base de datos que proporciona datos presupuestarios per cápita estandarizados a nivel local y cubre más de 100 ciudades, destacando la importancia de centrarse en los datos financieros a nivel municipal.

Con información de UN-Habitat HQ

24, de septiembre, 2018


Compartir

La base de datos GMD se compiló con la cooperación de investigadores locales y personal técnico de municipalidades en países desarrollados y en desarrollo y se basan en mandatos básicos con un conjunto estándar de responsabilidades presupuestarias identificadas para cada gobierno.

La selección de ciudades y puntos de contacto se deriva del proyecto Atlas de Expansión Urbana, que contiene datos sobre el diseño espacial de las ciudades, pero no sobre las finanzas municipales. El Atlas de Expansión Urbana fue desarrollado por la Universidad de Nueva York con el apoyo del Lincoln Institute of Land Policy y ONU-Habitat, que planea continuar expandiendo esta base de datos en colaboración con sus socios principales como United Cities (UCLG) a través de su sede central. Los datos también estarán disponibles para el mundo académico y los think tanks globales clave.

Entre las posibles aplicaciones de los datos recopilados están su uso por los municipios, para supervisar su progreso en comparación con sus pares. Más importante aún, la GMD pueden ser utilizada por investigadores académicos y entidades de desarrollo internacional para destacar cuestiones y tendencias de políticas públicas. El fortalecimiento de las finanzas municipales es un componente de la Nueva Agenda Urbana y el ODS11. El diseño y el monitoreo de su implementación pueden aprovechar la GMD para llenar vacíos de información.

Más información sobre la base de datos municipales globales (GMD) en: http://globalmunicipaldatabase.unhabitat.org/


Te puede interesar

Finanzas para Autoridades Locales

 


Compartir

Las autoridades locales y nacionales tienen un progreso desigual hacia el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 11, de alcanzar ciudades seguras, inclusivas, resilientes y sostenibles para 2030.

UN-Habitat

Nueva York, EE. UU., 11 de julio de 2018


Compartir

Esta es la conclusión del Informe de Seguimiento del progreso hacia ciudades inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles de ONU-Habitat. Coincide con la primera revisión del ODS 11 en el Foro Político de Alto Nivel, la principal plataforma de las Naciones Unidas sobre desarrollo sostenible que revisa y evalúa la Agenda 2030.

Los Estados Miembros de la ONU adoptaron el Objetivo de Desarrollo Sostenible 11 en 2015 - la primera vez que las ciudades y el desarrollo urbano recibieron un objetivo específico. Varios objetivos de los ODS están directamente relacionados con la urbanización, incluidos el agua y el saneamiento, la energía asequible y sostenible, el medio ambiente y el consumo sostenible.

"La urbanización es uno de los problemas más importantes en lo que respecta al desarrollo sostenible. Debemos asegurarnos de hacerlo bien si queremos alcanzar los ODS y avanzar hacia un mundo donde veamos el fin de la pobreza, la protección de nuestro planeta y que todos disfruten de la paz y la prosperidad ", dijo la Sra. Maimunah Mohd Sharif, Directora Ejecutiva de ONU-Habitat "Las ciudades son los espacios donde todos los ODS se juntan para proporcionar soluciones integrales a los desafíos de la pobreza, la exclusión, el cambio climático y los riesgos".

debido a la expansión de los asentamientos precarios, la falta de agua potable y saneamiento, caminos congestionados y pocos o ningún espacio abierto seguro. Las crisis humanitarias, los desastres relacionados con el cambio climático, los conflictos y la migración también están estrechamente relacionados con las ciudades.

Las ciudades y asentamientos, donde vive la mitad de la población mundial, pueden ser centros de crecimiento económico y desarrollo. Y eso puede significar una mejor calidad de vida para todos. Ningún país alcanzó el estado de ingreso medio sin urbanizarse y las ciudades generan alrededor del 70 por ciento del PIB mundial.

El Informe de Síntesis muestra que la proporción de personas en áreas urbanas que viven en barrios marginales está disminuyendo, lo que indica un progreso significativo en la provisión de viviendas dignas y la eliminación de asentamientos informales.

Sin embargo, con el crecimiento de la población mundial, el número total de personas que viven en barrios marginales y asentamientos informales ha aumentado de 807 a 883 millones entre 2000 y 2014. La vivienda es cada vez más inaccesible para grandes sectores de la población, especialmente en África. La contaminación del aire está en aumento y, aunque la provisión de transporte público crece, sigue siendo inadecuada. Las ciudades están creciendo a un ritmo más rápido que su población, lo que genera costos más altos para infraestructura, más tráfico y más contaminación.

El ODS 11 también está vinculado al empoderamiento de las mujeres y las niñas a través de la seguridad en los espacios públicos, el uso de la infraestructura básica y la participación en el gobierno local y la toma de decisiones.

"Al garantizar que las ciudades también estén planificadas para las mujeres, la urbanización puede ser una verdadera fuerza transformadora, que desafía la desigualdad y crea un entorno propicio, donde todos puedan desarrollar su propio potencial", dijo la Sra. Sharif, Directora Ejecutiva de ONU-Habitat.

El informe encontró desafíos significativos en la recopilación y el análisis de datos para muchos de los indicadores, especialmente porque la mayoría no figuraban en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y se están rastreando por primera vez. ONU-Habitat está tomando la iniciativa en 9 de los 15 indicadores del ODS 11.


ONU-Habitat trabaja en más de 90 países y se ha enfocado en el desarrollo urbano por más de 40 años. Al trabajar con gobiernos y socios locales, sus proyectos de alto impacto combinan la experiencia y el conocimiento local para brindar soluciones oportunas y específicas. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible incluye un objetivo dedicado a las ciudades, el ODS 11: hacer que las ciudades y comunidades sean inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles. Bajo la Nueva Agenda Urbana, existe un interés renovado y claramente definido entre la comunidad de desarrollo global para asegurar que nuestras ciudades crezcan de manera sostenible.


Compartir

Noticias ONU-Habitat

Las noticias más importantes de ONU-Habitat

Entrar

Temas urbanos

Centro de recursos y formación de ONU-Habitat

Acceder

Redes Sociales

Síguenos en Facebook y Twitter

FacebookTwitter

Busque en nuestro sitio